Planta "Autoclave"

La durabilidad de la madera, incluso la de la más resistente, no impide por sí sola el deterioro causado por agentes bióticos o atmosféricos.

Las pérdidas económicas se cifran en gran número de millones de euros, además de los peligros derivados de la falta de resistencia mecánica, causada por el ataque de insectos a la madera de sustentación puesta en obra, tal como pilares, vigas, soliverías, etc.

La podredumbre de la madera sin tratar se debe a varias causas:

  • Absorción de humedad del trabajo de ladrillo que la rodea.
  • Penetración de agua a través de grietas o ampollas de la capa de pintura, barniz, etc.

Estas circunstancias pueden evitarse con la aplicación de un producto protector y un adecuado sistema de aplicación en profundidad como es el tratamiento en AUTOCLAVE IMPREMADE.

Un tratamiento integral para la madera en túneles por sistemas de vacío, donde toda la albura de la madera queda tratada y adquiere un factor de durabilidad que la hace altamente competitiva con respeto al resto de materiales industriales, por si innumerable cantidad de prestaciones, además de su noble prestancia.

El tratamiento de doble vacío de IMPREMADE es un proceso altamente controlado en el que se impregna la madera hacia el interior y se inyecta el protector Corpol en las cantidades requeridas. Este tratamiento se efectúa en autoclave de doble vacío con cierre hermético, que hace que la madera sea altamente resistente a la destrucción biológica y climatológica.

Publicaciones:

 Empresa colaboradora: